Gente y costumbres 

Guatemala tiene una población de aproximadamente 9 millones de habitantes, de los que, más del 50% pertenecen a alguno de los 22 grupos de indígenas, descendientes de los antiguos mayas. Los mestizos o ladinos son el siguiente grupo en importancia, seguidos de un minoritario grupo de raza blanca de origen europeo. En la costa del Caribe sus habitantes, de raza negra descendientes de los esclavos importados durante la colonia, mantienen sus tradiciones de raíces africanas. Los guatemaltecos, en general, son gente que otorga a la amistad un valor muy alto, además de contar con un muy buen humor y una gran generosidad que se manifiesta en sus constantes gestos hospitalarios. En cuanto a la expresión de sus sentimientos son más bien reservados, por lo que pueden parecer, en un primer momento, seres tímidos. Los indígenas, con un pasado de constante explotación e injusticia, suelen desconfiar de los extranjeros, incluso de los ladinos. Pero se trata de una actitud razonable y que, después de establecer un primer contacto, se muestran curiosos y atentos. Son gente, en pocas palabras, de una sola pieza. Le aconsejamos que si desea tomar una fotografía en algún mercado o en alguna fiesta religiosa, lo haga con discreción. Una sonrisa sincera es una buena herramienta. Para los guatemaltecos la fiesta, algunas tradiciones mayas y la religión católica, con elementos autóctonos, son realidades que dirigen su vida y su comportamiento. Los guatemaltecos están muy orgullosos de su pasado indígena por lo que conservan sus costumbres. En los mercados las relaciones que se establecen en todas las transacciones no se reducen a un simple intercambio, sino que en ellos se pone en juego conceptos como la necesidad y dependencia de todos y cada uno de sus miembros. La música es otro de los elementos que está presente en la vida de los guatemaltecos. Por todos lados siempre hay alguna radio encendida o bien, algún músico en alguna plaza. En cualquier celebración religiosa, en las procesiones o en las fiestas populares, la música es la nota predominante.



Tradiciones

Las tradiciones en Guatemala se basan totalmente en los hechos socioculturales, denominados antiguamente como Folklore, estas se caracterizan por ser populares.

Las tradiciones populares no permanecen inalterables, si no que son cambiantes, se adaptan al tiempo, a la historia.

Las tradiciones cumplen una función específica dentro de la sociedad en que se desarrollan, son autenticas de cada región.
Existen Tradiciones Orales en cada uno de los 22 departamentos de Guatemala, estan demuestran la similitud de las tradiciones folklóricas del país, mostrando variaciones que casi no se notan.

Las tradiciones se miden también por regiones, entre estas están:
Tradición Pre-hispánica
Tradición Occidental con acento hispano-árabe
Tradición Mixta
Tradición Occidental
Tradición de Formación
Tradición Afrocaribeña

Siendo las fuentes de la Tradición guatemalteca:
Indígena (maya y mayense), (prehispánico, colonial y contemporáneo)
Occidental (Colonial, republicana), (árabe y africana)

Los elementos básicos a estudiar en las tradiciones son: los trajes, la cerámica, la música, la literatura, entre otras artes.

Costumbres

Los chistes

Los muy arraigados como Don Chebo, Tío Chema, los huitecos y el ex-dictador Lucas, o el recientemente adoptado Pepito; son los protagonistas de cientos de Chistes de Guatemala que han arrancado sonrisas y carcajadas a varias generaciones de guatemaltecos que por tradición, buscamos motivos para reir.

Según los historiadores, la mayoría de estos personajes existieron y la tradición oral guatemalteca ha inmortalizado su personalidad, anécdotas y hasta los consejos que se derivan de algunas de sus experiencias.

Don Chebo, por ejemplo, habitó en Quetzaltenango entre 1837 y 1917, su tumba aún existe en el cementerio general de Xela. En su caso, experiencias auténticas de su vida como un personaje gracioso, ingenuo y hasta cierto punto bobo, fueron convertidas en chistes chapines que hasta ahora nos siguen divirtiendo.

 

Nochebuena guatemalteca

Amanecer agradeciendo al Creador por darnos el privilegio de tener alimentos, regalos y adornos en esta Navidad. Eso sería una maravilla para todos aquellos que residen lejos de Guatemala y de sus familias.

El olor a la masa para los tamales, el ponche de frutas, el nacimiento con la manzanilla, el aroma del pino, un árbol de navidad con algún regalo… pero entre todos esos aromas, el más fuerte:
el del amor, de la amistad, la unión familiar y las tradiciones guatemaltecas.

A todos ustedes, los guatemaltecos que viven fuera de nuestra tierra, en Guate360.com les deseamos una FELIZ NAVIDAD, asegurándoles que sus nombres están grabados en Guatemala, su patria, que así como los vio partir un día, los espera con mucho amor.

 

El fiambre




Fiambre tradicional, fiambre dulce, fiambre blanco, fiambre rojo, fiambre chapín, fiambre no chapín, fiambre del 1 de noviembre, fiambre para todo el año.

Fiambre siempre, desde siempre y para siempre. ¡Fiambre, fiambre, fiambre!

Ya llegó la locura del fiambre, y mañana, nuevamente las familias guatemaltecas disfrutaremos de uno de nuestros platillos más exquisitos.

Personalmente creo que no hay nada mejor que la experiencia de ver a los abuelos o abuelas preparando los platos de fiambre, compartiendo en familia y sintiendo el olor a navidad. Por eso, antes de repartir el fiambre entre su familia, recuerden que hay muchos guatemaltecos que no podrían disfrutar de un plato, a no ser que ustedes decidan compartir con éllos.





En un día como hoy, Rómulo Augústulo fue proclamado como emperador romano, el Vaticano inauguró los frescos de la Capilla Sixtina; y, en un otro día como hoy, el Papa Juan Pablo II reconoció que la Iglesia Católica cometió un error al condenar a Galileo Galilei.

Pero también, en un día como hoy, muchos países vivirán el Halloween, una controvertida celebración (¿O tradición ya?) que muchas veces se tilda de satánica y otras, simplemente se justifica como un momento para divertirse o para que los pequeños niños pidan dulces de casa en casa.



 

 

Chiquimula

Chiquimula representa el axis-mundo (centro del mundo) de Guatemala, ya que en su seno está el Santuario del Señor de Esquipulas, uno de los lugares más venerados de Guatemala y toda america. El culto al Cristo Negro de Esquipulas y sus milagros, se ha difundido hacia el sur y el norte del continente con profusión.

Zacapa

 

El clima caliente de esta región, y debido a esta temperatura su produccion agrícola, se reduce a cultivos propios del lugar y a la crianza de ganado vacuno. Sus artesanías son variadas, la mayoría derivados de su producción agropecuaria, entre ellas, la curtiembre y elaboración de artículos de cuero, así como de mantequilla y quesos, los cuales tienen mucha demanda en todo el país.

Asimismo, son famosos los puros que se elaboran con el tabaco que se produce en la zona, y que lo trabajan en su mayoría las mujeres. Con la abundancia de la palma se fabrican trenzas, sombreros, cestería, escobas y petates.

El magüey es otra planta que abunda en esta zona, con el cual se pueden hacer lazos y redes. Para obtener la pita del magüey, los artesanos cortan las hojas y las dejan pudrir en el agua. Cuando ha transcurrido el tiempo necesario, las rasan con machetes de madera al quitarles toda la carnaza y deja libre la fibra hasta que seque. Después, la lavan para blanquearla y queda lista para ser utilizada.

Jalapa

Una de las danzas tradicionales que se conocen en Jalapa es la denominada Tope de Mayo, la que también es conocida como la danza de las Flores o bien El Palo De Cintas.

Se trata de una danza de tono romántico, cuyo traslado a Mesoamérica se produjo durante el siglo XVII y que es practicada por los mestizos del oriente, nororiente y en Baja Verapaz.

Suchitepequez

Suchitepéquez, a pesar de que es un departamento cuya economia se basa en la agricultura y la ganaderia, tiene algunos municipios en donde trabajas artesanías populares. Tal es el caso de Cuyotenango y Samayac, donde elaboran perrajes de algodon y de lana, aunque por razones del clima cálido que impera en esta zona, no hay crianza de ovejas, por lo que la lana que utilizan la traen del altiplano.

Esta lana, por lo regular, la obtienen en el mercado, especialmente hilada y teñida. En la elaboración de los perrajes trabajan las mujeres en telares de cintura, conocidos también como de palitos o de mecapal, similares a los usan en el altiplano.